Trabajo colaborativo
TEXTO CORREGIDO

Hoy en día, la epidemia del VIH/SIDA ha marcado a los jóvenes como la generación del “SIDA”, pues desde que nacieron nunca han conocido el mundo sin esta enfermedad. Estudios confirman que existe un alto grado de fallecimiento en jóvenes de 15 o 16 años. Sin embargo, para los adultos como para los jóvenes, y principalmente para estos últimos, la epidemia parece ser invisible. Ante esta situación, se debe comprender que se necesitan estrategias a nivel nacional y mundial que se centren en la juventud. La sexualidad, aunque sea parte del desarrollo natural de los adolescentes, es a la vez factor importante que aumenta el riesgo de contagio de infecciones de transmisión sexual y VIH/SIDA. Además, la promiscuidad, y la poca información acerca de métodos preventivos, así como la falta de una correcta educación sexual, son los puntos clave que hay que atender para fomentar y difundir una cultura libre de riesgos para dicha enfermedad. También, es notable el auge de prácticas irresponsables en la sexualidad de los grupos adolescentes y adultos jóvenes. Estos quedan al margen de la ética que rigen los principios morales de una sociedad en decadencia. A continuación, se desarrollará las causas, consecuencias y posibles soluciones para la problemática del sida en los jóvenes peruanos.

Los adolescentes son considerados vulnerables, puesto que constituyen un grupo en riesgo potencialmente alto para la infección por VIH/SIDA en el Perú. Las causas relacionadas a esta situación son la falta de información sobre el VIH/SIDA y el inicio de relaciones sexuales a temprana edad. Según Eduardo Blume, de la ONG Vía Libre, la responsabilidad no es sola de los adolescentes, sino también de sus padres, maestros, autoridades y de la sociedad. Los colegios deben tomar acciones, pues es difícil dejar esa tarea a los padres, ya que son muy pocos los que hablan de sexo con sus hijos. El problema radica en que los maestros no están capacitados para educar y orientar sobre este tema. Otra causa son los altos niveles de actividad sexual que mayormente se practican sin protección. Un estudio realizado en Lima (Loli 1986) sugiere que los adolescentes peruanos inician también su práctica sexual en los primeros años de la segunda década de su vida, a pesar de mostrar niveles muy bajos de conocimiento respecto de formas de reducir el riesgo de problemas sociales y de salud asociados a la actividad sexual. Por último, una causa importante es el factor personalidad, ya que las tendencias de los adolescentes experimentan nuevos comportamientos que se convierten, para los hombres, en la oportunidad para demostrar su conducta de virilidad, la negación a los riesgos, que es la baja aceptabilidad del uso del condón y otro métodos anticonceptivos y, por último, la susceptibilidad a la presión del medio.


El mayor problema del sida es una problemática social que es difícil de evaluar, pero que no por ello debe olvidarse que es la principal de las consecuencias. Las personas que desarrollan SIDA enferman y mueren de padecimientos donde el organismo queda incapacitado para combatir, esto es, las personas no mueren de SIDA propiamente, sino de las consecuencias físicas, psicológicas y sociales que esta patología trae consigo. Otro problema para los jóvenes que carecen de información se refiere a que no tienen la posibilidad de realizarse una prueba de Elisa para descartar el virus, salvo que tengan la autorización de sus padres o tutores. Según el Ministerio de Salud, 10 de cada 100 personas afectadas saben que tienen el mal. El sistema nervioso se ve también afectado muy a menudo. En el momento de la infección primera esa afección se traduce a veces en una encefalitis, una meningitis o una afección de los nervios periféricos. Todas estas manifestaciones retroceden de manera espontánea; en el momento que el SIDA se declara, estos focos serían reactivados al desplomarse el sistema inmunitario. Una encefalitis se desarrolla en el 20% aproximadamente de los pacientes jóvenes. Los primeros signos son dificultades de concentración, lapsus de memoria, lentitud intelectual. Después, de manera progresiva, al cabo de algunas semanas o de algunos meses, se produce un estado de demencia. En diferentes exámenes, el cerebro pierde su sustancia blanca y en ocasiones se atrofia; esa encefalitis es la complicación neurológica más frecuente en la fase del SIDA. Otra consecuencia en el curso de la enfermedad es la manifestación hematológica, es decir, la diminución del número de plaquetas sanguíneas con perturbaciones de la coagulación, alteración de las líneas cepas sanguíneas y presencia de auto-anticuerpos en la sangre. En esta fase de la enfermedad, todos los parámetros inmunitarios se colapsan, los linfocitos son muertos por el virus o mueren de apoptosis. En la fase terminal, ya no quedan linfocitos en la sangre mientras que circulan grandes cantidades de antígeno vírico. La muerte puede producirse como consecuencia de la recidiva de una infección, de un cáncer, encefalopatía o incluso por caquexia. Esta última evolución es muy característica del Sida. Se asiste a un hundimiento muscular y se acelera la pérdida de peso, en el origen de este fenómeno se encuentra la desnutrición. Esta enfermedad que conduce a la muerte en miles de casos, en especial los jóvenes; sus familiares , muchos de ellos se sienten afligidos en pensar de que en el aspecto social serán discriminados , consecuencia a elloinfluye la depresión por parte del que padece la enfermedad ;todos los factores mencionados antes son las consecuencias las cuales deben ser motivos por los que toda la humanidad debe luchar contra esta enfermedad.


Los estudios científicos recientes muestran que los fármacos antirretrovirales no sólo prolongan la vida de aquéllos que han desarrollado enfermedades vinculadas al SIDA, sino también se ha demostrado que estos medicamentos reducen la transmisión de VIH. Un estudio realizado en Estados Unidos determinó que algunos componentes de la marihuana pueden inhibir la multiplicación del VIH, ya que el receptor CB2 bloqueaba un proceso de señalización del virus del sida y de ese modo suprimía la infección de las células inmunes en reposo. Se ha observado un incremento masivo en el acceso a la medicación contra el virus. Casi la mitad de quienes lo necesitan tienen acceso al tratamiento, lo cual es un gran logro, es la tasa más alta que se ha tenido. Se tiene evidencia científica sólida que muestra que la circuncisión masculina puede reducir en casi 50% la transmisión de VIH. Así que se están recomendando estos programas principalmente en países con una alta incidencia de actividad sexual (Perú) y un bajo nivel de circuncisión masculina, ya que disminuye el riesgo de enfermedades de transmisión sexual. Según ONUSIDA la inversión para combatir el virus se ha incrementado en la década pesada. Se ha visto una expansión en los programas de tratamiento y prevención. Esto se debe a que los programas de lucha contra el VIH y SIDA se han vuelto más eficientes, no sólo porque se ha logrado una reducción en el precio de los antirretrovirales, sino porque ahora se cuenta con estrategias basadas en evidencia científica que tienen un alto impacto y una alta eficacia. La Organización Mundial de la Salud promueve la abstinencia sexual y la monogamia como un estilo de vida saludable para erradicar el sida en la actualidad. Por último, un panel de expertos de la Administración de Fármacos y Alimentos (FDA, por su sigla en inglés) de Estados Unidos recomendó hoy la aprobación del primer fármaco para prevenir la infección por el virus de inmunodeficiencia humana (VIH), que causa el sida. Según los expertos, el consumo de Truvada ayudaría a prevenir las infecciones en personas sanas con alto riesgo de contraer el virus, incluido los hombres homosexuales y bisexuales, y las parejas heterosexuales en las que uno de los dos sea VIH positivo.


En suma, a nivel de gobierno se debe trabajar un plan de salud preventivo-promocional, ya que es la mejor manera de controlar a toda una población. Las causas del contagio del sida es la falta de información. Se debe trabajar en colegios y a través de charlas, implementar un curso de educación sexual para que, de esta manera, no formar un tabú respecto a la sexualidad, esto también incluye a los padres de familia. Otra causa es los altos niveles de actividad sexual que en la mayoría de los casos se realizan sin la debía protección como solución se debe distribuir condones para evitar las enfermedades de transmisión sexual sin incitar a una conducta de libertinaje en los jóvenes. Aquí se debe trabajar conjuntamente con organismos como la ONUSIDA y ONG para lograr beneficios a largo plazo que logren insertar a estas personas en la sociedad sin ningún tipo de discriminación. En tercer lugar, la Iglesia necesita un papel más constante en la formación de los jóvenes, inculcar valores desde tiempos tempranos para crear una sociedad con mayor bienestar y libertad, pues vivirá, solo de esta manera, una sexualidad plena y una adultez. En cuarto lugar, los jóvenes infectados necesitan un programa de control adecuado y programas de dinámicas sociales para que no se depriman ni mucho menos se aíslen de su familia y amigos. Por último, se debe predicar una sexualidad basada en la monogamia y difundir el mensaje a través de medios de comunicación, además difundir el mensaje de que las caricias y afectos son una manera explícita de cariño entre dos personas de manera reciproca.